fbpx

DE LA LECTURA RE-CREATIVA O DEL POR QUÉ LEER ES CREAR MUNDO.

 In Blog Preu

A fuerza de mirar, uno se olvida de que puede ser también objeto de miradas.

Roland Barthes

¿Qué se entiende por leer? Un mero acto propio del aburrimiento y propiciador del tedio en el que se pueden pasar  horas decodificando significantes tal cual esclavos de un significado muerto o, por el contrario, se entiende por leer un acto creador y originario de pluralidades y multiplicidades que engrandecen el mundo y ensanchan nuestras perspectivas.

Leer como re-crear, crear de nuevo, una y cientos de veces.  La lectura tal cual un crayón multicolor que resuelve y colorea la realidad más allá de la demarcación. Las palabras pintando el espacio vital, haciendo del “ser ahí” un habitad, un apropiado, un señorear entre los entes y las cosas.

Siendo de ese modo, un lector es un amo, incluso podría decirse que un pequeño, silencioso y usualmente solitario dios, hacedor y destructor de mundos, pero también alguien que los asiste y los revitaliza.   

Hablar del leer como creación o doble creación implica hablar de la escritura, sin llegar por ello a atribuirle a la lectura un acto menos complejo que la ella, al leer también se crean semánticas y se re-origina el código, la semiótico y por ende la representación (un mundo duplicado al amaño y tamaño de lo humano). Para leer, como para escribir, es necesario estar inspirado y tener el favor de las musas. 

Roland Barthes nos habla de la escritura y la filosofía como la posibilidad de la singularización, al escribir una lista sobre el placer (las cosas que nos gustan y nos disgustan) y aunque pareciera cometido fútil o ingenuo se está respondiendo a la pregunta ¿Qué quiero yo? Dicha pregunta no exige para responderse un autor experto en escritura o especialista en literatura, cuando mucho supondrá un sujeto agudo y dispuesto a la sinceridad más íntima, un ejercicio sencillo de encarar al “sí mismo” tan solo a través de manifestar aquello que sea de nuestra preferencia, nuestros gustos.  

Crear mundo se refiere a una realidad en la que los limites y el horizonte se ven difuminados, las cosas cobran mayor y más interesantes sentidos.  En general leer enriquece el ser y posibilita que germine el Otro y con él, la verdad sobre uno. Leer es principalmente amar atreves de los tiempos, con las herramientas de la pasión y de la serenidad. Cuando se lee se abre una ventana desde la cual se divisa el tiempo como un paraje performativo por donde podemos viajar, por donde miramos y consentimos ser objeto de miradas.

Recent Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search